Las partes básicas de la bici

orbea-partes-bici-nino

Consejos (13/04/2016)

En este texto, describimos de la manera más sencilla posible las partes fundamentales de la bicicleta. No es un texto pensado para expertos sino para aquellos que hasta ahora apenas habían oído palabras como “potencia”, “transmisión”, “llanta”, “tija de sillín”, etc.

1. MANILLAR. El manillar es la parte fundamental para la conducción de la bicicleta. El manillar debe ser tener una anchura similar a la de los hombros del ciclismo. Sobre el manillar se colocan los mandos de cambio, los puños (donde s colocan las manos), el timbre, la luz… El manillar se sujeta al cuadro de la bici (más exactamente al caño de la horquilla) a través de la potencia.

2. DIRECCIÓN: Es el sistema de rodamientos que permite el giro de la rueda delantera respecto al eje delantero. Lo forman la horquilla (sujeción de la rueda delantera), los rodamientos internos de la dirección y, en cierto modo, la potencia y el manillar. En caso de necesitar una reparación es mejor dejarlo a un mecánico, suele ser una parte delicada de la bicicleta.

3. FRENOS: Indispensables para la seguridad de nuestros pequeños… y la nuestra. Hay diversos sistemas de frenada pero el más usual es el de pinza o más comúnmente llamado “v-Brake”. Dos piezas metálicas ancladas al cuadro pivotan a partir de la tensión que ejercemos con el mando situado en el manillar. El contacto de frenado se hace con unas pastillas de goma al contactar con la llanta (rueda).

4. RUEDAS: Por razones obvias, es una parte fundamental del mecanismo de una bici. La rueda permite que la bici “ruede”, nunca mejor dicho. Está formada del aro (llanta,) y un buje con rodamientos que forma el epicentro de la circunferencia. Ambas partes se unen mediante radios (cuantos más, más resistente es la rueda). La parte en contacto con el suelo es el neumático; generalmente, en las bicis sencillas y de niño se usa el tradicional sistema de cámara y cubierta.

5. SILLÍN: Es donde ponemos el “culete”, el principal punto de apoyo de nuestro cuerpo en la bici y, como muchos habrán comprobado, el lugar del cuerpo que más nos duele si pasamos muchas horas pedaleando. El sillín se sujeta a la bici a través de la tija, que sería una extensión vertical del cuadro. La tija es regulable en altura para adaptarse a la posición del ciclista.

6. TRANSMISIÓN: Es el mecanismo que impulsa la bicicleta gracias a la fuerza de las piernas. Está formada por la cadena, la corona o casete, el plato (delantero), las bielas y los pedales. Cuantos más coronas y platos tengamos, más marchas tendrá nuestra bici. Normalmente, las bicis de niños pequeños tienen una única  marcha (un plato y una corona trasera).

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

* Todos los campos son obligatorios
Acepto los términos y condiciones