¿Cuándo usar los pedales automáticos por primera vez?

pedales-automaticos-ninos

Entrenamiento (04/07/2017)

El uso de pedales automáticos es uno de los puntos que nos sitúan más cerca del ciclismo “pro”. Para los más pequeños, obviamente, lo ideal es iniciarse en la bici y en el ciclismo con pedales tipo plataforma, que no van sujetos al calzado en ningún momento. Cuando los niños empiezan a familiarizarse con los mecanismo del ciclismo de base y tiene un buen control de la bicicleta, empieza a plantearse la necesidad de usar pedales automáticos. Es decir, pedales que se unen a la zapatilla mediante un sistema de enganche (o cala).

La principal virtud de este sistema de pedales (empleado por todos los ciclistas que practican un ciclismo “en serio”) es que permiten mejorar el gesto del pedaleo y que se aprovecha mejor la fuerza del ciclista, puesto que se puede hacer fuerza tanto en la fase descendente del pedaleo como en la ascendente. Obviamente, esto no se consigue de buenas a primeras y necesita un tiempo obligado de aprendizaje. Generalmente, el uso de calas que inicia con pedales de tipo BTT, puesto que permiten usar unas zapatillas más cómodas para caminar (las de carretera son más complicadas de usar tanto sobre como fuera de la bici). Además, los pedales de BTT permiten un rango de apriete de la cala muy modulable, para que sea fácil el desenganchar el pedal de la zapatilla y evitar las caídas.

Aún así, suele ser habitual que en la fase de iniciación a este tipo de pedales con cala haya caídas, aunque no son peligrosas porque suelen ser cuando el ciclista y la bici suele estar en parado. Esto le ha pasado prácticamente al cien por cien de ciclistas cuando han usado por primera vez estos pedales con enganche. Poco a poco, se va acostumbrando a su uso y se aprende el gesto casi intuitivo de desenganchar cuando vamos a parar o bajar de la bici. Digamos que es un pequeño peaje que hay que pagar para practicar un ciclismo más en serio y eficiente. Aún así, los pedales con calas son muy recomendables porque ayudan a mejorar el control de la bici, sobre todo en bajadas de BTT.

Para iniciarse, hay marcas que disponen de pedales mixtos que por una lado son de plataforma y por otro con enganche automático. Así el ciclista (el niño en este caso) se va habituando poco a poco a usar las calas y a probar con el enganche y desenganche.

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

* Todos los campos son obligatorios
Acepto los términos y condiciones