Hidratación: la base de un ciclismo sano

hidratacion

Aula pedagógica (11/07/2016)

Los lectores asiduos a este blog ya habrán podido comprobar que, cuando hablamos de ciclismo en menores de edad y sobre todo los que están en edad de escuelas, lo principal es ir creando un hábito para practicar este deporte de forma saludable a la vez que van adquiriendo destreza y disfrutan con ello. Es muy importante no salirse de estas tres pautas, porque son el camino para que los niños consigan, sin más esfuerzo que el que les supone el juego, mejorar sus habilidades y su salud física –y psicológica, aunque no es el caso que nos ocupa hoy- y adquirir hábitos sanos.

Hoy nos detenemos en otro apartado importante: la hidratación. Si es importante en los adultos, y más en la época estival donde el calor suele causar estragos, en los niños se antoja directamente fundamental. Pensemos que si ponemos un cubo de 10 litros de agua al sol y otro de dos, por ejemplo, a la misma temperatura seguro que el más pequeño se queda antes vacío. Pues esta analogía es de aplicación directa en los niños.

Por eso, es importante que se acostumbren desde el principio a beber bien. Una máxima para una hidratación correcta es que el niño no debe llegar a sentir sed. Una vez que aparece la sensación de sed, ya se ha producido la deshidratación aunque sea de manera leve. Por tanto es importante beber un trago de agua periódicamente, cada 8-10 minutos, incluso aunque el chaval no tenga especiales ganas en ese momento.

Al final está claro que la cantidad ingerida depende cada niño, pero por tener una guía, en categoría cadete el promedio debe ser de un bidón a la hora aproximadamente. Sobre todo hay que tener en cuenta que en las salidas a carretera el ciclista nunca está quieto, por lo que siempre está perdiendo líquido. En infantiles, cada hora deberían beber entre medio y uno entero, mientras que para categorías escuela con medio bidón a la hora debe ser suficiente.

Los hábitos son la base para que, en el futuro, el ciclismo sea al mismo tiempo un disfrute, un deporte y un hábito saludable. Y entre ellos, además de todo lo que se ha ido viendo en estas semanas anteriores, el de la hidratación no es desde luego un asunto menor.

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

* Todos los campos son obligatorios
Acepto los términos y condiciones