Mejorando el equilibrio en la bici

Equilibrio

Aula pedagógica (26/05/2016)

Para que los más pequeños vayan mejorando su destreza sobre la bicicleta existen un sinfín de ejercicios. En nuestra entrega de hoy vamos a proponer uno de los que más se realizan en las escuelas de ciclismo y que se puede realizar en cualquier lugar y con pocos recursos materiales: tantos como la bici, un bidón de agua y las ganas de aprender.

El ejercicio es muy sencillo y para todas las edades, aunque es conveniente que el niño ya tenga un manejo básico de la máquina, porque se trata de mejorar y perfeccionar el equilibrio, no de aprender a desarrollarlo. En cualquier paso, aquí van los pasos necesarios para completar la actividad:

Primero. Colocar el bidón de pie, sobre el suelo, en un punto en el que no haya nada alrededor. Después subirse en la bici y alejarse.

Segundo. Empezar a pedalear en dirección al bidón y, cuando el niño llegue a su altura, tratar de cogerlo sin bajarse de la bici. De ese modo tendrá que cambiar la posición de su cuerpo, y eso es un desafío para el equilibrio. Es posible que las primeras veces que se acerque, acabe por ‘pasarse de vueltas’ y dejarse el bidón atrás. Poco a poco lo irá perfeccionando y podrá hacer el ejercicio como debe.

Tercero. Una vez cogido el bidón es el momento más delicado. Es vital que trate de mantener una línea recta mientras se vuelve a incorporar en su posición original sobre la bicicleta. Una vez acabado, repetir de nuevo y a ser posible un poco más despacio ya que eso complicará el ejercicio.

Es fundamental que el niño haga el gesto de cambiar la posición del cuerpo, ya que el control de ese cambio de posición es el que le hace mejorar el equilibrio. Además, la otra complicación de hacer el ejercicio a menor velocidad es que el gesto es menos instintivo y el niño debe controlar tanto el mantenimiento de la posición como el no pasarse al coger el bidón y, después, retomar el rumbo sin caer de la bicicleta.

Como decíamos, con este sencillo ejercicio –que en realidad son tres pasos con una mecánica que los niños pueden dominar sin dificultad- se pueden obtener muchos beneficios para mejorar el equilibrio y la técnica sobre la bicicleta. En próximas entregas iremos facilitando más actividades para que los niños sigan mejorando su habilidad.

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

* Todos los campos son obligatorios
Acepto los términos y condiciones